Artistas y críticos

 

Un incidente reciente me hizo reflexionar sobre la crítica literaria y lo importante que es, tanto para autores como para lectores. Qué gratificante es la crítica y cuánto nos ayuda a crecer, sea cual sea el objeto de la misma. Por ejemplo, creo que cuando más aprende un escritor, es releyendo y corrigiendo su propia obra, porque se critica a sí mismo y encuentra sus propios errores y una solución para ellos. Igual de importante es la crítica que viene desde el exterior, la que nos hacen los demás y nos ayuda a descubrir errores que se nos habían pasado por alto. Qué sentimiento ese que nos embarga cuando nos damos cuenta de que nuestro perfecto capítulo no lo es tanto, o de que no conocemos nuestra historia tan bien como nosotros creíamos. Lo más importante cuando nos enfrentamos a la crítica, según mi humilde opinión, es, en un primer lugar, coincidir con ella, y en segundo aceptarla y tomar medidas. Si no pensamos lo mismo que nuestro lector cuando critica nuestro libro -por ejemplo- difícilmente podremos o querremos cambiarlo. Si a ellos tu ambientación les parece pobre, pero tú no piensas lo mismo y no estás dispuesto a añadir nada más, no lo harás, y la crítica habrá sido en vano. Por supuesto, muchas críticas no serán acertadas ni reflejarán la realidad de tu obra, por lo que es comprensible que no estés de acuerdo o no quieras obrar en consecuencia de todas ellas, pero en la mayoría de los casos no es así, y la crítica tiene una base, en ocasiones muy amplia, de verdad. En ese caso, sé humilde y enfréntate a tu texto con ojos nuevos, consciente de que no es perfecto, pero que eso no lo hace sino más interesante. En segundo lugar, acepta la crítica y obra en consecuencia, y nunca desprestigies una opinión, por muy poca fundamentación que parezca tener. Además, tener críticas es sinónimo de que nuestro trabajo trasciende y de que la gente se toma la molestia de reflexionar sobre él para hacer una crítica, que creo que es algo que todos los artistas deseamos.

En otro plano, está el asunto de las críticas constructivas y las destructivas. Creo que ambas sirven de mucho. No tienes más que aceptar las constructivas e intentar mejorar y solucionar los errores que señalan. En cuanto a las críticas destructivas, tan solo nos queda analizarlas para comprobar si tienen algo de verdad, porque, pese a que no es muy frecuente, algunas hablan desde una base real. En ese caso, saca de la crítica negativa tu propia crítica constructiva y perfecciona tu arte o la materia en la que trabajes. Si no es así, simplemente ignórala y no dediques ni un minuto más de tu tiempo a pensar en ellas, porque, como su propio nombre indica, destruye, y nosotros, todos, hemos nacido para crear.

En cuanto a la crítica literaria desde el punto de vista del lector, siempre gusta, por lo menos en mi caso, volver la vista atrás y contemplar lo leído. Si también eres escritor, verás lo que te gusta y lo que no te gusta, y lo que desearías poder plasmar en tus obras. Desde el punto de vista del lector que todos llevamos dentro, siempre gusta perderse de nuevo entre las páginas de un libro que nos ha gustado, o puede que no tanto, para descubrir lo bueno y lo malo que hay en él, reflexionar sobre lo que nos quería transmitir el autor en cada una de sus páginas y en muchos casos redescubrir el libro a la hora de hacer la crítica.

Aquí me despido, chicos. Espero que os haya gustado y que no dejéis de crear. Os quiero bastante.♥

IMG_20170321_174121_850
Nosotros, todos, hemos nacido para crear.
Anuncios

2 comentarios sobre “Artistas y críticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s